Noticias

El volumen de tasaciones de vivienda con finalidad hipotecaria crece por encima del 9% durante el tercer trimestre de 2020

19 enero 2021

-  Este incremento representa la cifra más alta en un tercer trimestre desde que se elabora la estadística en la AEV

-  El volumen global de actividad de tasación aumenta en un 0,87%

-  La actividad tasadora en inmuebles en proyecto de rehabilitación crece un 27%

El número de tasaciones de vivienda con finalidad hipotecaria se incrementa en un 9,56% entre los meses de julio y septiembre, superando las 93.600, según los datos agregados de las 21 sociedades de tasación que forman la AEV (Asociación Española de Análisis de Valor). Se trata de la cifra más alta para ese periodo desde que se elabora la estadística en la AEV y, como explica Paloma Arnaiz, Secretaria General de la Asociación, “probablemente se deba a la acumulación de operaciones que no se pudieron cerrar durante el confinamiento del segundo trimestre del año”. También ha crecido el importe total tasado, aunque en una proporción algo menor: +8,81%, por lo que, en término medio, el importe de tasación de los activos valorados en el tercer trimestre ha sido un 0,68% inferior, con un valor de tasación promedio de 199.100€ por vivienda. 

El número total de tasaciones completas del tercer trimestre, que engloba tanto las hipotecarias como las realizadas con otras finalidades, y para todos los usos además del de vivienda, experimenta un aumento del 0,87% respecto al mismo periodo del año anterior, con un total de hasta 268.589 valoraciones. Sin embargo, el importe total tasado desciende un 13,59%, lo que supone que se han realizado más tasaciones, pero de un importe medio menor. Según explica Paloma Arnaiz, “estas variaciones del importe promedio de tasación tienen que ver con la composición de lo que se tasa en cada periodo: la forma en que las entidades bancarias “empaquetan” y ordenan tasar sus activos (dividiéndolos por usos o zonas geográficas), así como posibles cambios en las preferencias de la demanda (tamaño de las viviendas o ubicación en zonas más o menos periféricas) hacen que, cada trimestre, se tasen conjuntos de inmuebles distintos y que, por tanto, el importe medio de tasación de lo valorado vaya cambiando”. En particular, el segmento hipotecario aumenta un 10,95% en volumen, superando las 140.000 tasaciones en esos 3 meses, y desciende en importe total tasado, -11,67%. 

Por su parte, el dato agregado de actividad de los tres primeros trimestres muestra un descenso en ambos conceptos (-6,09% en volumen de actividad y -9,69% en importe tasado), por efecto de la caída brusca de actividad experimentada entre los meses de abril y junio. En este dato agregado se aprecia cómo la proporción de tasaciones dedicadas al mercado hipotecario se mantiene estable respecto al año anterior, mientras crece respecto a años previos la parte de actividad dedicada a tasaciones con finalidades contables y disminuye la dedicada a otras finalidades variadas, como asesoramiento o periciales, entre otras. 

Actividad tasadora en inmuebles en proyecto de rehabilitación: un 27% más que en 2019

Las tasaciones hipotecarias de inmuebles en proyecto siguen experimentando caídas: -3,72% en volumen de proyectos tasados entre julio y septiembre. En cambio, continúan aumentando los proyectos de rehabilitación, de los que se han tasado un 27,74% más que en el tercer trimestre de 2019. En el agregado del año hasta septiembre, el incremento ha sido del 1,95%. 

Las revisiones de valor de activos bancarios que se llevan a cabo mediante metodologías de valoración automatizadas (AVM) siguen en aumento trimestre a trimestre. En el tercero de 2020 se han realizado más de 130.000, 1.7 veces más que en el segundo trimestre.

Según Paloma Arnaiz, Secretaria General de la AEV, “los datos de actividad del tercer trimestre de 2020 reflejan una plena normalización de la actividad de tasación y, por tanto, de la inmobiliaria en su conjunto, una vez superadas las dificultades operativas derivadas de los meses de confinamiento para el cierre de transacciones. Se aprecia, no obstante, una ralentización de la actividad en el segmento de obra nueva, lo que refuerza la percepción, ya avanzada hace algunas semanas, de que se están encontrando mayores obstáculos para la puesta en marcha de promociones, lo que podría acarrear una posible restricción futura de este tipo de oferta en algunas localizaciones”.