Las tasaciones aumentan un 21% en el primer semestre, un crecimiento muy similar al del mismo periodo de 2016

AEV | 17 de octubre de 2017

  • El 55% de las valoraciones han tenido como finalidad la garantía de potenciales préstamos hipotecarios, como en 2016
  • El crecimiento en el número de tasaciones de edificios en proyecto y las valoraciones intermedias de obra son claros indicadores de la recuperación del sector 
 
Según la AEV (Asociación Española de Análisis de Valor), las 23 sociedades de tasación que la constituyen y que llevan a cabo en torno al 90% de las valoraciones del sector han efectuado un total de 590.000 tasaciones completas durante el primer semestre del año, lo que representa un incremento del 21% respecto a las realizadas durante el mismo periodo del año anterior. Analizando el histórico, observamos que es un crecimiento muy similar al experimentado el año pasado en comparación con los datos de enero a junio de 2015. El importe total tasado ha crecido, en cambio, un 4% en comparación con el mismo periodo del año anterior, mientras que entre 2015 y 2016 el aumento fue del 14%.
 
Por otro lado, el porcentaje que sobre el total de tasaciones representan las valoraciones realizadas con finalidad de garantía de potenciales préstamos hipotecarios se mantiene en una cifra semejante a la del mismo periodo del año anterior: un 55%, con 324.000 tasaciones por un importe total de 93.000 millones de euros. Con respecto a las realizadas en el primer semestre de 2016, su número se ha incrementado en un 22% y su importe total tasado, en un 11%.
 
Signos de recuperación del sector de la construcción y la actividad promotora
El incremento del número de tasaciones de edificios en proyecto, que crece en un 54%, con 3.900 unidades y un 34% en importe tasado respecto al año pasado, sirve de muestra de la recuperación de la actividad promotora. Otro de los signos de mejora que se aprecia en los datos de este primer semestre afecta al sector de la construcción: las valoraciones intermedias de obra (VIO), que son aquellas que se emiten con posterioridad a la tasación inicial de un edificio en proyecto, durante la construcción o rehabilitación del mismo, y en las que se refleja el porcentaje de obra ejecutada y su coste de reposición actual, aumentan un 72% en número, con una especial relevancia de las VIO de vivienda de primera residencia, cuyo número crece en un 38%.
 
Si analizamos los datos por regiones, podemos apreciar un claro incremento en el número de tasaciones de vivienda en todas las Comunidades Autónomas, si bien despuntan Cantabria (+35%), Castilla la Mancha (+28%) y Valencia (+22%), quedando a la cola Navarra (+8%), Baleares (+7%), Andalucía (+7%) y Asturias (+3%).
 
 
Los AVM (modelos automáticos de valoración) caen en picado
Las valoraciones masivas guiadas por modelos estadísticos (los llamados modelos automáticos de valoración –AVM por sus siglas en inglés-) han sufrido una significativa disminución de más del 80% tanto en número como en valor, continuando la tendencia descendente del primer trimestre de este 2017. Se trata de un instrumento que utilizan las entidades bancarias para valorar las garantías e inmuebles de su cartera que pueden ser objeto de tratamiento estadístico masivo, como son, entre otros, las viviendas, los garajes, los trasteros y ciertos inmuebles comerciales o industriales. Según la AEV, es probable que las AVM vuelvan a aumentar en número en el tercer y cuarto trimestre.  
 
Por segundo año consecutivo, las valoraciones completas dirigidas a entidades bancarias por razones contables, también denominadas tasaciones sin visita, han resultado ser el tipo de tasaciones que más ha aumentado, con un incremento del 65% cuando el crecimiento del primer semestre del año pasado respecto al del ejercicio 2015 fue del 85%. En lo que respecta a las tasaciones por internet, también han incrementado en un 22% en número y un 15% en valor respecto al año pasado.
 
En palabras de Paloma Arnaiz, Analista Senior de la AEV, “los datos de este primer semestre nos permiten reafirmarnos en nuestra visión optimista, si bien siempre prudente, de la evolución del mercado inmobiliario: aunque todavía existe un mercado de precios a dos velocidades, los signos de recuperación son claros, y se aprecian de forma especial en el desbloqueo de la actividad promotora y constructora. El crecimiento a ritmo constante de las valoraciones intermedias de obra realizadas da cuenta de cómo el número de promociones iniciadas se recupera tras unos años de estancamiento.   El número de valoraciones de edificios también crece con robustez, hasta el punto de que en este semestre se han tasado 6 veces más proyectos de lo que se hizo en el mismo semestre de hace tan solo 3 años. El tenaz espíritu emprendedor español toma fuerza y camina con paso firme; con un sector inmobiliario y financiero más profesional y especializado, solo nos queda esperar que ningún agente externo, político o económico, ponga obstáculos en la senda iniciada”.

AEV

BUSCADOR